ALINEACIÓN ARTICULAR PARA LA PREVENCIÓN DE PRÓTESIS EN LA EDAD ADULTA

GTranslate

Spanish English French German Italian Portuguese Russian
Principal
ALINEACIÓN ARTICULAR PARA LA PREVENCIÓN DE PRÓTESIS EN LA EDAD ADULTA

La zona en que se unen los extremos de nuestros huesos se llama articulación, dichos extremos se encuentran recubiertos por un tejido que les confiere un muy bajo coeficiente de fricción, tejido al que llamamos cartílago articular, este cartílago articular debe tener por tanto una alineación respecto al resto del cuerpo que le brinde ventaja mecánica con la finalidad de evitar sobrecargas repetitivas en pequeñas zonas y así evitar su desgaste prematuro (llamado artrosis), la artrosis se traduce en dolores a la movilidad o a la carga de peso en la articulación afectada (articulación artrósica).

 

El dolor por artrosis revela una articulación desprovista de cartílago articular, cartílago que no tiene potencial de regeneración, por lo que los dolores se tornan cada vez mas incapacitantes, y nos llevan a la necesidad de reemplazar la articulación por una prótesis (la mayoría de las veces de cadera o de rodilla), de ahí la importancia de vigilar que nuestra población tengan una alineación articular dentro de parámetros normales en todo momento pero sobre todo al final de su desarrollo esquelético (fin del crecimiento de sus huesos), evitando con ello la necesidad futura de colocación de prótesis. Hay dos alternativas principales, ambas son quirúrgicas, la primera y mas conveniente es la detención selectiva del crecimiento trabajando en áreas específicas del cartílago de crecimiento o fisis (sitio por el que crece en longitud el hueso durante el desarrollo esquelético), es decir manipular el crecimiento previamente graficado o esperado en nuestro paciente de tal manera que cuando termine de desarrollar su esqueleto, tenga alineadas sus articulaciones, dándoles con ello, las mejores ventajas mecánicas que le permitirán actividades deportivas, recreativas, u otras, aún de impacto, sin molestias y evitar un desgaste articular precoz, este procedimiento es mínimamente invasivo y muy bien tolerado por la mayoría de los pacientes por lo que es el que mas recomiendo.

 

Al completarse el crecimiento de los huesos, los cartílagos de crecimiento o fisis (sitio por el que crece en longitud los huesos durante el desarrollo esquelético) se cierran, lo que nos permite unicamente la segunda opción terapéutica que es realizar un corte a hueso (división llamada osteotomía), diseñado de manera que al cicatrizar (consolidar) nos restaure la alineación articular normal, este último procedimiento lo denominamos osteotomía alineadora, proceso que aunque implica un mayor periodo de recuperación que la detención selectiva del crecimiento mencionada en el párrafo precedente, es aun así, mucho mas conveniente que esperar el desgaste articular prematuro y dolor que lo acompaña, lo que a futuro hace necesario el reemplazo articular (colocación de prótesis), lo que implica tener un material extraño en el cuerpo el resto de la vida, material susceptible de "rechazo" por la zona receptora, infección, aflojamiento con o sin infección, y desgaste (las prótesis actuales tienen una vida útil que al cumplirse requieren forzosamente de un recambio quirúrgico por una nueva que al desgastarse tienen que volver a cambiarse y así sucesivamente).

Contar con una prótesis ya sea de cadera o de rodilla, contraindica realizar actividades de impacto, de sobrecarga, actividades de riesgo de caída como el caminar en superficies irregulares, entre otras, además que hace necesaria la vigilancia y tratamiento estrechos de procesos infecciosos a cualquier nivel, todo esto impactando negativamente en la calidad de vida del paciente receptor de una prótesis. Caso contrario alinear a tiempo una articulación que se encuentra fuera de parámetros normales, nos permite conservarla de por vida.

Autor: 
Dr. Victor Hugo Ocegueda Azpeitia
Total votes: 1

¿Tienes preguntas relacionadas con este artículo?

Image CAPTCHA