IMPLANTE DE MARCAPASOS

GTranslate

Spanish English French German Italian Portuguese Russian
Principal
Especialidad: 
IMPLANTE DE MARCAPASOS

En algunas personas, por diferentes causas, el sistema eléctrico del corazón ya no es capaz de generar latidos con la frecuencia que se requiere y se generan ritmos cardiacos lentos. A esta condición también se le conoce como bradicardia. Se debe hacer un análisis cuidadoso, individualizando el tratamiento en cada caso. Algunos pacientes serán candidatos al implante de un marcapasos.

El marcapasos es un aparato pequeño que tiene su propia batería y que se “conecta” al músculo cardíaco a través de unos cables-electrodos especiales. Cuando se ha implantado y programado de manera correcta, ayuda a que el corazón tenga un ritmo que se asemeja al normal. Se implanta mediante la canalización de una vena que se localiza debajo de la clavícula y realizando una pequeña herida (usualmente de unos 4-5 cm) en esta región del tórax. Es importante mencionar que el marcapasos se aloja por debajo de la piel y que su colocación no implica la realización de una esternotomía (la llamada cirugía de “corazón abierto”). Lo más común es que el la persona se hospitalice el día del implante. La cirugía se realiza bajo anestesia local y sedación ligera y tiene una duración aproximada de una hora. Durante la operación se administra antibiótico para minimizar el riesgo de infección. Es habitual que el paciente pueda ser dado de alta al día siguiente, con algunas indicaciones para evitar la dislocación de los electrodos y el desarrollo de infecciones. Los puntos de sutura se pueden retirar a los 7 a 10 días del procedimiento

Estos dispositivos aseguran que el corazón podrá latir a la frecuencia requerida para llevar a cabo las actividades normales (en la mayoría de los casos, volver al nivel de actividad previo).

Autor: 
Dr. Vitelio Mariona Montero
Total votes: 0

¿Tienes preguntas relacionadas con este artículo?

Image CAPTCHA